Espinillas en la adolescencia

¿Cuál es el mejor Tratamiento para el acné juvenil?

Todos hemos sido adolescentes, y cuando llega la pubertad, el tratamiento para el acné juvenil para muchos es inevitable.

Yo pasé por ello, y busqué las mejores cremas, dermatólogos, pastillas, potingues y remedios rápidos, pero por aquel entonces no disponíamos de los productos de hoy en día.

Pero vayamos al grano….

Te preguntarás ¿Cómo quitar las espinillas definitivamente?

Y puede ser la pregunta del millón.

Si pasaste por la adolescencia sin una espinilla, considérate una especie rara. 

El acné, un trastorno de la piel que afecta principalmente a la cara, los hombros, el pecho y la espalda, afecta a aproximadamente el 80 por ciento de las personas entre las edades de 11 y 30 en algún momento, siendo muchos varones, según el Instituto Nacional de la Salud.

Las hormonas bailando.

Impulsado por hormonas fluctuantes que aumentan la producción de aceite (a veces agravado aún más por los intentos desesperados de un adolescente por detenerlo todo), los brotes ocurren cuando ese aceite (también conocido como sebo) se combina con células muertas de la piel, atrapando bacterias, causando inflamación y obstruyendo los poros, según la Clínica Cleveland.

Casi todos los chicos o chicas encontrarán al menos un punto negro o una espinilla en la piel a los 17 años, y algunos adolescentes pasarán por la consulta de dermatología buscando la mejor crema anti acné del mundo porque su problema será más severo, incluso llegando a dejar cicatrices.

El mejor tratamiento para el acné adolescente.

Para el tratamiento para el acné juvenil, en general, existen dos medios:

  • Lavarse la cara de forma preventiva con limpiadores adecuados.
  •  Prevenir y regular.

Lávate la cara dos veces al día con un jabón suave.

“Lávate siempre la cara todos los días y dos veces por lo menos si tu piel es grasa o se ensucia durante la jornada”, nos aconseja Samer Jaber, MD , fundador de Washington Square Dermatology en la ciudad de Nueva York. 

Lo que no debes de hacer.

Si no quieres fracasar en el tratamiento para el acné juvenil, no deberías hacer esto que vas a leer a continuación. Los granos pican, escuecen, molestan, y solemos hacer cosas que no deberíamos.

No está de más dejar hoy aquí algunos consejos para evitar males mayores.

No Lavarse la cara con demasiada frecuencia.

Parece paradójico, pero el exceso de lavado puede dejar la piel de los adolescentes susceptible a más brotes. Ya que esta se seca más de lo normal y «La piel seca en realidad puede empeorar los brotes».

No aplicarse cualquier producto de moda.

Los adolescentes de hoy en día siempre están metidos en internet, donde hay mucho bulo, y tienden a recurrir a su YouTuber o influencer favorito.

Hacen caso de cualquier persona, que ni conocen, ni saben si tiene conocimientos o experiencia en problemas como el acné, metiéndose en la cara lo primero que les aconsejan.

Dando lugar a empeorar las cosas y a aparecer nuevos brotes de acné que pueden tardar entre 5 y 7 días en calmarse y desaparecer.

El tratamiento para el acné juvenil recomienda no exfoliar.
No debemos exfoliar demasiado.

Exfoliar o restregar demasiado.

La piel de los adolescentes ya se deshace de las células muertas por sí sola, por lo que se desaconseja el uso de exfoliantes agresivos o de mala calidad, porque estos productos pueden ser abrasivos e irritantes. 

 Otras veces, los adolescentes piensan que el acné se debe a la suciedad y comienzan a restregarlo, empeorándolo mucho, por lo que es aconsejable usar un exfoliante suave una vez a la semana como mucho.

No reventarse las espinillas.

NUNCA.

Tratarlos es más efectivo, porque reventarse las espinillas puede provocar cicatrices y porque aumenta la inflamación.

Como ves, el acné se puede tratar pero con precaución, haciendo las cosas bien y con constancia.

Deja una respuesta