Masaje metamórfico

El masaje metamórfico, también conocido como terapia metamórfica, es un tipo de masaje muy suave parecido al masaje linfático que se realiza en pies, manos y cabeza. Este se utiliza cuando tenemos  un problema de salud o un bloqueo de energía que se generó al nacer y que puede dar lugar a unos patrones de conducta que se repiten durante toda la vida.

¿Qué es realmente la terapia metamórfica?

La técnica llamada  «prenatoterapia» fue descubierta en la década de 1960 por Robert St-John, un reflexólogo y naturópata. 

Este método afirma que los patrones y sistemas de supervivencia están alojados en nuestras células desde (a veces incluso antes del embarazo y gestación) nuestra concepción y, como las mariposas, nosotros mismos construimos una especie de crisálida en la que sobrevivimos al trauma físico o emocional a lo largo del tiempo.

Su finalidad es la eliminación de estos trastornos.

En una visión de cambio, de metamorfosis, el tratamiento tiene en cuenta la totalidad de la persona, a nivel holístico, su cuerpo físico,  pero también los cuerpos sutiles. 

¿Es para todos?

Es adecuado para cualquier persona de 0 a 99 años. Bebé, infante, niño, adolescente, adulto, sea cual sea su experiencia y su estado de salud. No hay ninguna contraindicación para este método que trabaja en las profundidades del Ser.

El masaje metamórfico aporta relajación, bienestar, decodifica bloqueos y permite que las energías circulen por todo el Ser, ideal para reducir el estrés.

¿Qué efectos secundarios tiene? ¿Cómo funciona?

Inicialmente, es importante que el terapeuta haga su “burbuja” y sea solo un catalizador del intercambio de energía vital entre la Madre Tierra y el Universo Paterno a través de la re-armonización del paciente.

Esto le permite actuar solo, conscientemente o no, en su camino o reequilibrio sin ningún juicio o intención por parte del terapeuta. 

La «metamorfosis» del Ser sólo se puede realizar en la soledad del Sí mismo.

El paciente es el único que actúa.    

La Fuerza de Vida que surgirá de ésta puede, por tanto, llevar o dirigir al paciente y sus energías a donde serán realmente necesarias para su camino, donde está listo para seguir adelante, ayudándolo así a revelar lo que es «correcto» para él en el Aquí y Ahora, sin forzar lo que aún no está maduro para la transformación. 

La maravilla de esta práctica es saber acoger lo que está sucediendo y observar cambios y aprender que no siempre suceden donde los esperas. Esto se debe a que, por una vez, la mente no es quien toma las decisiones. 

Poco a poco surge la liberación.

No se puede saber qué área de la personalidad se verá influenciada. Poco a poco, como siempre actúa la naturaleza, dentro de los beneficios que aporta, el paciente se irá liberando de sus bloqueos, ansiedades y recuerdos traumáticos, impresos en sus células más profundas y en su Alma. 

Le puede influir en el dolor, trauma, sufrimiento físico o moral, actual o incluso muy antiguo. Las transformaciones pueden tener lugar a nivel físico, moral, emocional o incluso conductual

Como el trabajo está en la memoria celular, es imposible tener control mental y solo lo esencial y la magia del momento presente deciden el cambio.

Qué sucede durante una sesión.

El profesional en masaje metamórfico realiza masajes muy ligeros de pies, manos y cabeza, en varios planos físicos y sutiles. Se trata de un toque muy suave de los puntos reflejos de la columna, correspondientes al período y memoria prenatal.

Los pies: capacidad de avanzar: avanzar en la vida
Las manos: capacidad de actuar: tomar la vida de frente, tomar la vida de la mano
La cabeza: capacidad de pensar: llevar la vida, ser dueño de la vida

Crisálida
 mariposa en su crisálida

El objetivo de la metamorfosis.

Como hemos apuntado más arriba, como la mariposa en su crisálida, el Ser está en constante expectativa de metamorfosis. 

En una gran fase de desequilibrio ligada a un trauma emocional, depresión, un accidente, un dolor persistente, un malestar constante, el Ser inscribe entonces patrones de supervivencia, imprime sistemas de autodefensa

Estas soluciones son buenas para avanzar en el momento del sufrimiento, pero persisten y permanecen ancladas en la memoria celular cuando su necesidad ya no existe.

El masaje metamórfico permitirá que la Fuerza de la Vida que está en cada persona se despliegue y reajuste, vuelva a armonizar las disfunciones del cuerpo y la mente y trabaje sobre la fuente del malestar.

¿Cuánto tiempo he de esperar para ver resultados?   

Suele pasar, que los patrones o creencias están muy arraigadas. Aquí es donde el tratamiento puede ser de gran ayuda. 

Pero como en cualquier técnica de desarrollo personal, aunque muchos clientes no lo noten, los cambios comienzan desde la primera sesión. 

Depende como siempre del paciente realizar su tratamiento como desee de acuerdo con sus posibilidades de seguir adelante. 

Cada persona desarrolla su ritmo.    

Es importante respetar su ritmo y su capacidad para «digerir» la transformación. 

Las sesiones dependerán de lo que observe el terapeuta, a veces espaciadas por una semana, otras veces podemos hablar de meses. 

Como en la vida cotidiana, los eventos de transformación pueden integrarse rápidamente o no. 

A veces, ciertos síntomas pueden reaparecer momentáneamente como en todos los métodos de eliminación, para ser seguidos rápidamente por un bienestar general y una mejora considerable.

Terapia metamórfica
los cambios comienzan desde la primera sesión

El masaje metamórfico no tiene contraindicaciones.

Tanto como si quieres un masaje metamórfico a buen precio, como si estás interesado-a en formarte como masajista en terapia metamórfica, estamos aquí para tu disposición.

PARA MÁS INFORMACIÓN NO DUDES EN CONTACTAR CON NOSOTROS POR WHATSSAP, CORREO ELECTRÓNICO O A LOS TELÉFONOS:

955 54 64 65 / 955 25 47 94

691 63 18 82